miércoles, 21 de noviembre de 2012

Podemos, mira qué cosa, también comer flores


   Son muchas las flores comestibles, pero si quieres probar alguna, debes asegurarte que no hayan sido tratadas con fumigación con agroquímicos o plaguicidas.
   Desde hace miles de años, numerosas culturas han consumido flores como alimento. 
   En el mundo existen muchas especies, y entre las más conocidas se encuentran las amarillas procedentes de la calabaza, las amapolas, claveles, azahares, crisantemos, malvas, pensamientos, jazmines, gladiolos o violetas. 
   Las rosas forman parte de la tradición culinaria del Medio Oriente y algunas zonas de Asia y su sabor depende del tipo, color y condiciones de suelo, pero por lo general recuerda el de las fresas o manzanas verdes. Son ricas en vitamina C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario