miércoles, 17 de abril de 2013

En el parque Watkin


   La crianza de animales en cautiverio demanda conocimientos y atenciones especializadas para mantenerlos en forma y contribuir a su adaptación.
   Mariela es la nueva atracción del microzoológico de la ciudad de Matanzas, ubicado en el parque Watkin. Este ejemplar, donado por la provincia de Ciego de Avila, pertenece a una especie de primates conocidos como babuinos sagrados egipcios.
   Su adaptación ha sido favorable, luego de cumplir la cuarentena establecida. Ya se alimenta por sí sola, y se mantiene en óptimas condiciones físicas.
   También resalta entre las adquisiciones del centro un pecarí de collar, ya en exhibición, pero no muy dispuesto a relacionarse con los visitantes.
   La atención especializada por parte de veterinarios y técnicos garantiza la salud de todos y cada uno de los animales del microzoológico. El cariño y la dedicación forman parte de cada jornada, por difícil que pueda parecer.  
  Los leones demandan una atención permanente. Gila y Ruth, de tres años de edad, son las más conocidas, mientras Simbad, con apenas un año, permanece al acecho de cualquier intruso.
   El parque Watkin cuenta con más de 200 animales entre primates, felinos, equinos, ovinos, caprinos, aves y reptiles. Abre sus puertas al público de martes a viernes en horario de la tarde, y los fines de semana a partir de las 10 de la mañana, y en estos momentos se acometen labores de
reparación para mantener la imagen del centro.
   Cuidar animales en cautiverio implica peligros, pero también alegrías, satisfacciones y sobre todo una gran cuota de amor, sin la cual sería imposible lograr la adaptación y supervivencia en un nuevo habitat.

No hay comentarios:

Publicar un comentario