viernes, 24 de mayo de 2013

Platanitos

   Tenemos en Cuba una fruta bien conocida por todos nosotros, porque la consumimos desde pequeñitos. Te propongo una adivinanza: Oro parece, plata no es. Quien no lo adivine bien bobo es. 
   Claro que es el plátano, fruto del banano, de forma alargada y curvilínea. Su piel es de color amarillo oro si está bien madura, con algunas rozaduras o manchas negras, que si bien pueden afear estéticamente al fruto no merma, en absoluto, su excelsa calidad.   
   La pulpa, de textura blanda y compacta a la vez, es de color blanco-marfil. Su sabor, si está en su punto de madurez, es insuperablemente dulce y muy suave. Es de consumo popular en todo el mundo, sobre todo como postre, y ha ido incorporándose paulatinamente a los recetarios de la cocina moderna.    
   El plátano ha de consumirse maduro, pues si está verde contiene gran cantidad de almidón que lo hace indigesto, y se emplea para postres y jugos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario