sábado, 6 de julio de 2013

Clavados: un bello deporte


   El salto o clavado se practica como deporte o entretenimiento, y consiste en lanzarse al agua lo mismo en una piscina que un lago, río o en el mar desde algún punto, fijo o no.
   Se trata de un breve momento de gran belleza que exige altos grados de precisión y sólo se consigue con mucha disciplina, horas de entrenamiento y el arrojo necesario para lanzarse a un vacío.
   Las competencias de saltos se remontan a la Grecia antigua, y estuvieron por primera vez en los Juegos Olímpicos en 1904. Fue en San Luís y sólo participaron varones y con dos tipos de saltos: normales y variedad. Las damas tuvieron que esperar hasta 1912.
   Los saltos de trampolín se empezaron a desarrollar como resultado del avance de la gimnasia en el siglo XIX, y en la copa del Mundo de 1995 debutaron oficialmente los saltos sincronizados, los cuales en el año 2000 se estrenaron como disciplina olímpica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario