domingo, 4 de agosto de 2013

Ahorra energía eléctrica

    Tú, yo, todos, podemos y debemos contribuir al ahorro energético. Te doy una pista: apaga todos los equipos que no se vayan a utilizar y desconéctalos de la red eléctrica. 
   Puedes ahorrar de muchas formas más: no abras innecesariamente el refrigerador, y limpia los bombillos o lámparas en tu hogar y la escuela, pues el polvo y la suciedad absorben la luz y disminuyen la iluminación.
    Siempre que te sea posible aprovecha la luz natural, pues los rayos del sol contribuyen a la síntesis de la vitamina D, alegran el ambiente y actúan como desinfectantes.
   Si tienes aire acondicionado, al encenderlo no lo pongas al máximo, pues no refrigerará el ambiente más rápido y solamente gastará más energía. Recuerda, también, limpiar el filtro.
    Y ten en cuenta que una vez que el agua u otros líquidos alcanzan el estado de ebullición, no se calientan más y puedes ya apagar la cocina.
   Con estas simples acciones puedes ahorrar, lo cual siempre es importante para todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario