sábado, 17 de agosto de 2013

Cerdos, marranos, chanchos…

Hoy visita nuestra sección de curiosidades un animal que acostumbramos a ver, pero del que sabemos poco. 
   Su primera característica es que lo llaman de muchas maneras: puerco, cerdo, marrano,  macho, chancho. 
   No sé cómo le dirás tú, pero sí estoy segura de que te gusta mucho.
   El cerdo doméstico adulto tiene un cuerpo pesado y redondeado, hocico largo y flexible, patas cortas con pezuñas de cuatro dedos y una cola corta.
   La piel, gruesa y sensible, exhibe una amplia variedad de colores y dibujos.
   A pesar de su apariencia son animales ágiles, rápidos e inteligentes.
   Adaptados para la producción de carne, dado que crecen y maduran con rapidez, tienen un período de gestación corto, de unos 114 días, y pueden tener camadas muy numerosas.
   Son herbívoros en estado salvaje porque tienen una mandíbula preparada para vegetales, y consumen una gran variedad de restos orgánicos que contengan proteínas.
   Del cerdo también se aprovecha la piel para hacer maletas, calzado y guantes, y proporciona materia prima de calidad para la elaboración del jamón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario