sábado, 17 de agosto de 2013

Con un círculo de interés pecuario, entre vaquitas

   Los círculos de interés constituyen el primer eslabón en la educación infantil vinculada al posterior desempeño laboral, y en la Empresa Genética pecuaria priorizan su atención.
   El círculo de interés agropecuario de referencia nacional creado en la finca Gonzalo, cumple ya su quinto aniversario y tiene en su haber la satisfacción de facilitar estudios especializados a sus integrantes.
   Ello es posible porque los jóvenes que finalizan el nivel secundario reciben de forma directa becas para estudiar zootecnia veterinaria, y este año tres alumnos recibieron tal beneficio.
   Aunque todos aspiran a ser trabajadores agropecuarios, algunos gustan también de otras disciplinas, como tirar fotos, y las practican.
   Aquí los infantes aprenden de sus mayores todo lo relacionado con el oficio de trabajador integral pecuario, y con el aprendizaje del uso de las diferentes herramientas estabilizan su permanencia en el campo y el futuro de la agricultura cubana.
   Garantizar la continuación de la tradición laboral de sus ancestros es el objetivo de los directivos de la empresa, que también fomenta el desarrollo de otros seis círculos de veterinaria y agricultura urbana y suburbana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario