domingo, 1 de septiembre de 2013

Con buena educación

   Quiero comentar contigo hoy sobre tres palabras que son mágicas, porque nos permiten mantener buenas relaciones con quienes nos rodean. Esas palabras son: Disculpa, por favor, y gracias.
   Y, ¿sabes en qué radica su magia? Pues en que nos convierten en personas amables, que valoramos y respetamos a los demás.
   Cuando las empleamos, estrechamos vínculos con el grupo en que nos desarrollamos, y demostramos que con cortesía es más fácil solucionar cualquier problema.
   Se trata de educación, y de que todos reciban de nuestra parte la consideración merecida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario