domingo, 17 de noviembre de 2013

El valor de un libro

   Traigo a un gran amigo que todos queremos mucho: el libro. De él ya hemos hablado, pero como nos acompaña siempre, vale insistir en su importancia.
   Los libros viven en las bibliotecas, que son como sus casas. Primero fueron hechos en tablillas de piedras o barro, luego en rollos de papiro, más tarde de pergamino, después de papel, y ahora hay hasta libros digitales desde hace más de 25 años.
   La creación de la imprenta significó un extraordinario impulso a la cultura en general, porque a partir de entonces crecieron las tiradas de los libros y el saber pudo llegar a todos, se abrieron librerías y bibliotecas y surgieron los primeros periódicos y revistas.
   Aparecieron entonces nuevos oficios, como el del tipógrafo y el emplanador.
   Ofrecerte un libro conlleva recursos y esfuerzos de muchos hombres y mujeres, y tiene un valor incalculable, por todo lo que puedes aprender de él.
   Tenemos que cuidarlos, porque sin los libros, ¡qué diferente fuera el mundo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario