viernes, 3 de enero de 2014

Como sombrillitas

   Nuestra sección de curiosidades comienza el año con una variedad del mundo vegetal que parece una sombrillita, y que en los dibujos infantiles siempre aparece porque es bonita su forma y son alegres sus colores. Vamos a conversar sobre los hongos, algunos buenos, y otros muy malos.
   Es muy fácil encontrar hongos en montañas, prados, parajes húmedos y suelos ricos en sustancias orgánicas.
   En el otoño, los campos se llenan de ellos y muchos aprovechan para comerlos  por su sabor y su textura agradable.
   Se encuentran entre los alimentos más beneficiosos, pues aportan calorías y en  su mayoría están formados por agua, proteínas, hidratos de carbono y grasas.
   Ellos pueden ayudar a mantener una buena salud porque poseen más proteínas que cualquiera de los vegetales.
   Los que tienen forma de sombrero o sombrilla son los que más nos llaman la atención, aunque existen muchas especies de hongos con tamaño y forma variable.
   Pero hay que tener mucho cuidado, porque los hay también muy perjudiciales para la salud, y envenenan nuestro cuerpo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario