lunes, 17 de marzo de 2014

Tranquilos con la pasiflora

  Existe una flor de forma muy rara, con la que se prepara un té que a veces es bueno consumir. Vamos a conocer más sobre la pasiflora, y si estamos alterados, un buchito de su infusión nos viene muy bien. 
   La pasiflora es una planta trepadora de rápido crecimiento. Su principal característica es la peculiar forma de sus flores, y se trata de una liana trepadora que alcanza entre los 6 y los 9 metros de largo.
   Sus flores son aromáticas y grandes, de 5 centímetros de diámetro, y se producen solitarias, de color blanco, amarillento o carnoso con tonos púrpuras.
   Su fruto, conocido como granadilla, es una baya de color amarillo del tamaño de un huevo y se torna naranja cuando está madura.
   Posee muchas semillas, por lo que mayormente es comido por los animales silvestres.
   Se le atribuye una acción sedante, y es utilizado en casos de insomnio y de crisis de ansiedad. Disminuye la tensión arterial y el ritmo cardíaco, y los indios americanos utilizaban la planta para tratar heridas y quemaduras.
   En castellano, el nombre común tiene muchas variantes: maracuyá, flor de pasión, granadilla, pasiflora y pasionaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario