sábado, 28 de junio de 2014

Contra la obesidad

    Desde pequeños debemos enfrentar nuestros problemas, y plantear a los padres nuestros criterios. Ellos saben más que nosotros, pero deben escuchar también qué sentimos y cómo pensamos.
   Aquí te dejo con algunos consejos, para que enfrentes junto con ellos ese peso que nos está sobrando.
   La obesidad es una enfermedad que se caracteriza por la acumulación excesiva de grasa en el cuerpo.
   Este problema de salud se debe a la presencia en la comida de grandes cantidades de calorías, a lo que se suma la poca actividad física.
   Se considera que un niño es obeso cuando sobrepasa el 20 por ciento de su peso ideal según su edad, talla y sexo.
   Son múltiples las consecuencias, y por ello es importante adquirir hábitos sanos de alimentación.
   Si tienes dudas, ve al pediatra para que te oriente sobre el total de calorías que necesitas, de acuerdo con tu etapa de crecimiento y desarrollo.
   Ejercicios como la natación, andar en bicicleta, jugar futbol o béisbol, baloncesto o voleibol, o patinar, favorecen al gasto de energía y contribuyen a disminuir el peso si se realizan de 3 a 5 días por semana.
   Los expertos recomiendan acciones como masticar despacio, evitar las golosinas y tomar agua en lugar de refresco.
   Si piensas que estás pasadito de libras, estás a tiempo para adelgazar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario