viernes, 18 de julio de 2014

Cortesía: para ser más bellos

    En cualquier momento es apropiado mantener la cortesía hacia los demás. Podemos hablar hoy un poquito sobre este tema, para recordar algunas normas que siempre debemos observar.
   Saluda siempre al llegar y despedirte de  cualquier lugar, aunque sea tu propia casa, pero recuerda que no es necesario dar besos a todo el mundo: basta un simple Hola, cómo estás, o un Hasta luego, para que todos te miren con agrado.
   Toca al entrar en una habitación y espera el permiso para pasar, no importa si lo que deseas es hablar con tu mamá o tu papá.
   No impongas tus preferencias a los demás como si fueras la única persona en el mundo. Ten en cuenta que los otros también piensan y que la mejor forma de llegar a un acuerdo es escuchándose entre todos.
   Sé siempre amable con quienes te rodean, y ten presente que se puede decir No con elegancia y delicadeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario