sábado, 12 de julio de 2014

Para que no nos pase como al burro

   Dicen que el que da primero, da dos veces, pero no siempre es así. Nuestras acciones tenemos que pensarlas bien, para que no nos ocurra lo que al burro de esta fábula que vamos a narrarte hoy.
   Cuentan que en tiempos remotos, el burro tenía una bellísima voz, y por eso era bastante vanidoso.
   Un día llegó el león, rey de la selva, y preguntó quién era el animal más bello, y el burro respondió de inmediato que él. 
   Preguntó entonces el león que quién era el más fuerte, y si pensarlo el burro volvió gritar: ¡Yo, yo!
   Dijo entonces el león: ¿Y quién es el más bruto? ¡Yo, yo!, contestó apurado el burro antes que alguien se le adelantara.
   Todos se rieron de él, y por el susto y el ridículo perdió su preciosa voz.
   ¿Moraleja? Piensa bien antes de contestar a cualquier pregunta, no vayas también a equivocarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario