jueves, 27 de noviembre de 2014

Animales raros, raros

   Mira cuántos animales existen que puede que no conozcas.  Suavecitos y esponjosos, los silkies tienen un plumaje con la textura de la seda. Su piel y huesos son negros, los lóbulos de sus orejas azules y, a diferencia de los pollos comunes, tienen cinco dedos en cada pata.
   El galeopiteco pasa de árbol a árbol deslizándose y brincando. Resulta un escalador experto, pero incompetente en el suelo. Habita en el sudeste de Asia en Indonesia, Tailandia, Malasia y Singapur.
   El dhole parece un zorro, pero en realidad es un perro salvaje de la India. Vive en grandes clanes y se dividen en grupos para cazar. Son tan valientes que atacan hasta a animales grandes y peligrosos, como jabalíes, búfalos de agua, e incluso tigres.
   Markhor es una cabra salvaje que se encuentra en Afganistán, Pakistán, Cachemira, Tajikistán y Uzbekistán. Existen menos de 2 mil 500 individuos maduros de la especie. Se cree que este gran cornudo mata a las serpientes y se las come.
   El mono de nariz chata puede tener su cola más larga que el cuerpo. Su nariz es tan corta que parece que solo tuviera las fosas nasales expuestas.
   Amazónica Royal Papamoscas es un ave común, cuyo colorido penacho hace que se vea espectacular, aunque es un ave pequeña de 16.5 centímetros aproximadamente.
   Por último, el gerenuk parece bastante desproporcionado, si se toma en cuenta que su cabeza es relativamente pequeña para su cuerpo, y sus ojos y oídos son proporcionalmente grandes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario